CORAL MARINO ACTINODENDRON ARBOREUM

CORAL ‚≠ź MARINO ‚≠ź ACTINODENDRON ‚≠ź ARBOREUM ‚≠ź : La an√©mona de √°rbol o an√©mona de fuego del infierno es una de las especies de la familia de an√©monas de mar. La podemos encontrar a profundidades de hasta 28 metros en aguas del Oc√©ano Indo-Pac√≠fico. Son mayormente habituales desde las costas de √Āfrica hasta Jap√≥n. Tambi√©n las podemos encontrar en las islas Salom√≥n.
El cuerpo est√° conformado por una columna central, la que puede expandirse. Su base es m√°s estrecha que la parte superior y tiene un tono verdoso. Los tent√°culos, que crecen en la parte superior del tronco o columna, son incoloros.

QU√Č TAMA√ĎO TIENE EL¬†CORAL MARINO ACTINODENDRON ARBOREUM

Mientras más grande se vuelve el Actinodendron arboreum mayores son también los tentáculos, los que van creciendo en forma de espiral. Estos al expandirse pueden llegar a medir entre 10 y 20 cm de largo.

A QU√Č PROFUNDIDAD HABITA EL¬†CORAL MARINO ACTINODENDRON ARBOREUM

Al ser una animal que habita en profundidades cercanas a los 30 metros hemos de regular la iluminación para que esta se encuentre entre moderada y tenue. Esto garantizará que el Actinodendron arboreum no se vea afectado por exceso de luz.

QU√Č TAMA√ĎO TIENE EL¬†CORAL MARINO ACTINODENDRON ARBOREUM

El disco oral de la anémona de fuego del infierno puede alcanzar los 20 cm, de ahí la importancia de contar con suficiente espacio en el acuario. Además este espacio nos permitirá contar con mayor volumen de agua. Esta cantidad de agua debe tener un flujo moderado. Este garantiza que los nutrientes lleguen a los pólipos y se produzca más fácilmente la alimentación del animal.
La temperatura juega también un importante factor en la crianza de esta especie. Recuerda que a mayor profundidad la temperatura es menor por lo que el acuario no debe sobrepasar los 23 grados Celsius.

C√ďMO ES LA REPRODUCCI√ďN DEL¬†CORAL MARINO ACTINODENDRON ARBOREUM

La reproducción de la anémona de árbol es mediante gametos. Estos al ser fecundados se convierten en larvas. Estas son arrastradas por la corriente hasta que se fijan al sustrato. A partir de ese momento comienza su desarrollo a la etapa adulta.