CORAL MARINO ANTIPATHES

CORAL ⭐ MARINO ⭐ ANTIPATHES ⭐ : Debe su nombre al idioma griego. El significado del mismo es “contra sufrimiento” y fue escogido ya que en la antigüedad, este coral se utilizaba para ungüentos medicinales. Este es un coral que por lo general se encuentra en aguas profundas, 2800 metros. También se han observado especímenes a tan solo 2 metros de profundidad, aunque esto no es lo más común en esta especie.

USOS DEL CORAL MARINO ANTIPATHES EN LA JOYERÍA

Es muy demandado en la joyería por el color negro de su esqueleto, el cual es muy flexible, lo que permite incluir a esta especie en la familia de corales blandos. Su forma es muy variada. Podemos encontrarlos con una morfología arbolada, muy ramificado o no y de tipo arbusto con ramas de distintos tamaños.

CUÁLES SON LOS PÓLIPOS DEL CORAL MARINO ANTIPATHES

En las ramas se encuentran los pólipos los cuales miden apenas unos mm de diámetro. Presentan 6 tentáculos simples que no son retráctiles siendo los dos que corresponden con el eje de la boca los más largos.

Es recomendable tenerlo en un acuario con otras especies que necesiten poca o ninguna luz. Esto es debido a que al ser corales de aguas profundas, más de 100 metros de profundidad, no necesitan luz para vivir.

CÓMO VIVE EL CORAL MARINO ANTIPATHES EN EL ACUARIO

Por ello la alimentación no consiste en la fotosíntesis ya que no presentan algas zooxantelas que la realicen. En su lugar el Antipathes se orienta en dirección a la corriente marina para que sus pólipos capturen el plancton y los microorganismos disueltos en ella.

Por eso en nuestro acuario también debemos garantizar que el flujo de agua sea moderado a fuerte. Así ayudamos a que el coral se alimente y al mismo tiempo se libre de los sedimentos y las algas que por proceso natural se acumulan en sus ramificaciones.

A QUÉ TEMPERATURA VIVE EL CORAL MARINO ANTIPATHES

La temperatura del agua ha de encontrarse entre los 6 y 8 grados Celsius. En caso de querer expandir la colonia podemos a recurrir a dos métodos, la gemación o la laceración.