CORAL MARINO FUNGIA FUNGITES

CORAL ‚≠ź MARINO ‚≠ź FUNGIA ‚≠ź FUNGITES ‚≠ź : Pertenece a los corales del g√©nero Fungia, del orden de los Scleractinia. Su esqueleto es duro, compuesto por carbonato de calcio que es asimilado por otros corales una vez el Fungia fungites muere. De esta manera, es capaz de contribuir a la formaci√≥n de nuevos arrecifes coralinos en las aguas tropicales.

CORAL MARINO FUNGIA FUNGITES: SE PUEDEN TRASLADAR

Una característica de este tipo de corales es que el pólipo que los conforma es capaz de trasladarse, una vez alcanzada la edad madura, hasta 30 centímetros diarios. En la juventud, el pólipo se sostiene a las rocas con un tallo que se desprende para dar movimiento libre al coral. El esqueleto del Fungia fungites tiene forma de disco, con septa que van desde el centro hasta los márgenes del disco.

CORAL MARINO FUNGIA FUNGITES: 31 CENT√ćMETROS DE TAMA√ĎO

La forma ovalada del coral llega a alcanzar hasta los 31 centímetros de diámetro y es porosa y ligera, de forma tal que permite el movimiento al Fungia fungites. La porosidad del coral le permite sacudirse sedimentos de su superficie. Este coral, además, logra voltearse en caso de ser virado, gracias a su habilidad de hincharse con agua.

En el centro del disco se encuentra la boca de coral, que presenta tent√°culos peque√Īos que cazan el plancton del agua, en las horas de la noche. Este hermoso coral puede encontrarse en casi todo los colores, sin embargo, los m√°s comunes son el violeta, el rosa y el verde, que tienden a combinarse para formar una tonalidad muy atrayente.

CORAL MARINO FUNGIA FUNGITES: NO ES DE GRAN PROFUNDIDAD

El h√°bitat de este coral no es de gran profundidad, pues no pasa de los 25 metros.

Necesita suficiente iluminaci√≥n y estar protegido de las corrientes marinas fuertes. Es t√≠pico de las zonas tropicales del Indo-Pac√≠fico. Como muchos otros corales tambi√©n se alimenta gracias a las algas simbi√≥ticas que viven en √©l, que le proporcionan az√ļcar y ox√≠geno.

CORAL MARINO FUNGIA FUNGITES: NO SON DIF√ćCILES DE CRIAR

En cautiverio no son difíciles de criar. Necesitan una iluminación moderada y no tener una corriente fuerte.

Se recomienda que el fosfato del acuario sea nulo y que se cambie el agua semanalmente, al menos un 5%. Son corales agresivos con otros y luchar√°n para acaparar los nutrientes y la luz que necesitan.