CORAL MARINO GORGONIA VENTALINA

CORAL ⭐ MARINO ⭐ GORGONIA ⭐ VENTALINA ⭐ : Gorgonia ventalina es el nombre científico de este coral al que también se le conoce como Abanico de mar. Pertenece a la familia de los corales blandos y se encuentra muy extendido en los mares del caribe.

DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT DEL CORAL MARINO GORGONIA VENTALINA

Entre las zonas donde más podemos encontrarlos destacan el Mar Caribe, las Bahamas, Florida y el Golfo de México.

Su nombre común es debido a que su forma semeja a un abanico, el cual puede llegar a medir hasta 1.5 metros de diámetro.

A pesar de llegar a tener ese tamaño el abanico de mar no suele crecer más de 6 milímetros por año. Es por eso que al manipularlos debemos tener extremo cuidado, recordemos que son muy frágiles y que un movimiento brusco terminaría con varios años de desarrollo y crecimiento.

Sus ramas principales presentan un color morado fuerte, pudiendo ser también marrones o amarillentas, aunque en ocasiones pueden presentar otras tonalidades. Las ramas que componen el cuerpo de este coral son redondeadas y ligeramente comprimidas por los lados.

A QUÉ PROFUNDIDAD PODEMOS ENCONTRAR EL CORAL MARINO GORGONIA VENTALINA

Al ser una especie que habita generalmente sobre los 55 metros de profundidad y siendo más abundantes entre los 2 y 15 metros, es un coral que necesita de mucha iluminación.
También requieren de corrientes de agua fuertes. Esto es debido a su propia forma.

Al semejar un gran abanico es propenso a ser colonizado por algas filamentosas. Estas se adhieren a sus ramas y provocan su muerte. El sustrato donde mejor se propaga este coral es de tipo rocoso e irregular.

LA SIMBIOSIS DEL CORAL MARINO GORGONIA VENTALINA

La simbiosis que ha logrado con algas zooxentelas le proporciona la alimentación necesaria a través de la fotosíntesis. Además de contar con este recurso cuenta con pólipos cuyos 8 tentáculos se encargan de capturar el zooplancton disuelto en el agua y que complementa su dieta.

QUÉ PH NECESITA EL CORAL MARINO GORGONIA VENTALINA

El PH es importante tenerlo en cuenta pues esta especie necesita que los valores se encuentren entre 8 y 8,3 para mantener su buena salud.